Debido al ESTADO DE EMERGENCIA suspendemos nuestra atención hasta próximo aviso.

Enséñele a su hijo a andar en Strider!

Enséñele a su hijo a andar en Strider
Siga estos cuatro sencillos pasos para lograr el éxito!

 
Learning to Stride: Balance is key

1: Ajuste la bicicleta para que se ajuste adecuadamente al niño.

Ajuste el asiento de la bicicleta para que ambos pies del niño estén planos sobre el suelo y haya una ligera flexión en las rodillas. Una buena altura inicial es 2,5 cm por debajo de la entrepierna del niño. Los niños crecen rápidamente, asegúrese de ajustar la bicicleta cada pocos meses. Si ve que su hijo tiene dificultades para sentirse cómodo en el asiento, pruebe con diferentes alturas hasta que vea un aumento en su confianza.
 

2: Apoye al niño, no a la bicicleta.

Queremos instintivamente ayudar al niño agarrando la bicicleta para evitar que se caiga. No haga eso. Aprender a soportar el peso de la Strider por su cuenta es su primera lección de equilibrio.
Learning to Stride: Suppport The Child
 
Learning to Stride: The Child Sets The Pace

3: Deje que su hijo marque el ritmo.

Es posible que algunos niños no se sienten en el asiento al principio. ¡Esto está bien! Su seguridad se encuentra en sus pies en este momento, y queremos que se sienta seguro. A medida que se sienta cómodo caminando con la bicicleta entre sus piernas y usando el manillar, terminará usando pronto el asiento. Déjele que haga la transición a su propio ritmo… ¡Caminará antes de que se entere
 

4: Apoye a su hijo, no lo dirija.

Algunos niños solo quieren pasar el primer minuto o dos paseando su Strider. Felicítele por cualquier cantidad de tiempo que pase en la Strider. Si la Strider de su hijo tiene frenos en el manillar, ignórelos por el momento. Va a ser tentador para el pequeño querer alcanzar los frenos, pero primero queremos que tengan confianza. Su confianza proviene de caminar y detenerse con sus pies.
Learning to Stride: Don't Direct
 
 

Ajuste la bicicleta para que se ajuste a su niño

La altura del asiento es el ajuste más importante al ajustar la bicicleta para su hijo. Asegúrese de que la entrepierna de su niño se encuentre sobre el rango de altura del asiento de la bicicleta Strider. Por lo general, ajuste el asiento de manera que quede aproximadamente a 2,5 cm (1 pulgada) por debajo de la entrepierna de su niño.  
Comience haciendo que su hijo se pare al lado de la bicicleta y ajuste el asiento para que quede un poco más abajo que la parte superior de la entrepierna. Para abrir la abrazadera de liberación rápida en la barra del sillín, abra la palanca con una mano y deslice el asiento a la posición adecuada con la otra. Cuando su hijo esté cómodamente sentado en la bicicleta con calzado puesto, debe tener una ligera flexión en las rodillas (vea las fotos a continuación).
El mejor punto de inicio para la altura del manillar es establecerlo con respecto al asiento. Si el asiento está en su posición más baja, configure el manillar para que también esté en su posición más baja, etc. Pruebe varios ajustes para descubrir qué hace que su hijo se sienta más seguro.
Tanto en la barra del sillín como en el manillar, hay marcas de inserción mínima. Para la seguridad de su hijo, introduzca las barras lo suficiente como para que las líneas punteadas no se muestren (consulte el diagrama anterior).